MCM

MCM

lunes, 2 de mayo de 2011

HATE.

Odio madrugar y que me despierten aunque sea a la hora de comer, tener que levantarme y darme cuenta de que no hay nadie en casa, que estoy sola, que cuando me vista me de cuenta de que en el armario falta lo único que me quería poner, rebuscar en el montón de zapatos y pensar "tengo que comprarme unos...", pasar miles de horas debajo de la ducha y que se acabe el agua caliente, encender la tele y ver que no hay nada bueno, conectarme al ordenador y ver que no hay nadie, pasar por delante de alguien conocido y que no se de cuenta, pasar una vez más y que no se de cuenta, esperar el momento perfecto y ver como pasa de largo, intentar hablar y no ser capaz de hacerlo, no ser sincera, dejar escapar lo único que me importa, no arriesgarme, las trampas y las mentiras, sobretodo si son a mi, promesas de cosas que no se van a cumplir, que me oculten cosas, dormir horrorosamente mal y tener que volver a madrugar, volver a despertar y ver que sigo sola en casa...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La gente se obceca pierde el control de la situación y comete errores. Pero el mayor error de todos... es saber cual es el error e ignorarlo.