MCM

MCM

jueves, 23 de junio de 2011

Desdoble doloroso.

Te veía fuerte, te veía verdaderamente sincero. Eras como un ángel que venia desde lejos a curar mi dolor. Poco a poco me di cuenta de que no aliviabas esa fuerzas que me corrompía sino que las avivavas aun con mas intensidad. Tu velo, tu perfecto velo, callo desvelando tu rostro y viendo tu doble cara. No eras un ángel puro, más bien eras un demonio cansado de vivir alejado y adentrandose en un nuevo mundo para causar caos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La gente se obceca pierde el control de la situación y comete errores. Pero el mayor error de todos... es saber cual es el error e ignorarlo.