MCM

MCM

jueves, 13 de octubre de 2016

Por ti.

Llega la calma. Como pequeñas gotas de cielo aterrizan cada tarde en la ventana de mi habitación. 
Las oigo aparecer, es como un susurro que te envuelve en una ligera capa que acaricia cada extremidad de tu cuerpo. 
Está aquí el otoño. Con el fino manto de la helada que cerca se encuentra y nos rodea estrechando el cerco cada minuto que muere. 
Y con todo ello, llega tu piel, erizada y gélida. Lo estaba deseando, verte envuelto en una manta al abrigo de mi cuerpo esperando que el calor nos visite y nos calme en estas noches grises.

No me hace falta buscar consuelo. Lo adoro. 
Adoro cada gota de lluvia, las heladas y la frigidez de la noche que te empuja a no dormir sola.
Adoro todo eso, porque en cada uno de los detalles apareces tú. 
Poder arroparme con tu cuerpo, arrimarme a tu calor y abrigarme con tus brazos siempre que el frío venga a visitarnos. 
Incluso la lluvia, espesa e infinita se deleita cada vez que ve besarnos bajo ella. 

Creeme si te digo que añoro y adoro el frío por ti.
Siempre por ti. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La gente se obceca pierde el control de la situación y comete errores. Pero el mayor error de todos... es saber cual es el error e ignorarlo.