MCM

MCM

viernes, 9 de enero de 2015

Después de la tormenta siempre llega la calma.

A veces ocurre que la vida te da un revés de tal magnitud que acabas odiando cada minuto que pasas en los siguientes días. Piensas de forma negativa y te sientes víctima de lo que crees un ataque sin precedentes, sin motivo alguno. Te autoconsuelas pensando que todo en esta vida se paga con la misma moneda pero eso no ayuda mucho.
Olvidar es bueno. Deshacerse de lo malo, quemar recuerdos y fundir todo lo que un día pudo llegar a gustar, incluso hacerte feliz.
Pero la vida acaba compensando. Llenándote de nuevos y maravillosos momentos que si son para recordar. Llenándote de amigos, familia, amor.
Te arrebata una parte de ti pero acaba devolviéndote otra aún mucho mejor y doy gracias por cada minuto que gano queriendo y siendo querida. Sintiéndome en estos momentos la mujer mas afortunada que hay sobre la faz de la tierra.
Tengo todo lo que en esta vida alguien puede llegar a desear.
Ya no me autoconsuelo, ahora me envidio a mi misma por todo lo bueno que se me acaba de presentar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La gente se obceca pierde el control de la situación y comete errores. Pero el mayor error de todos... es saber cual es el error e ignorarlo.